Páginas vistas en total

20 de octubre de 2011

Editoriales de la Comunidad Valenciana

Sin noticias desde Barcelona ni la Mancha, he enviado la propuesta de PARA SIEMPRE a dos editoriales de la Comunidad Valenciana:
EDICIONS BABYLON

blog@edicionesbabylon.es

EDICIONS BROMERA

adm@bromera.com

Y a las de la primera página españolas del directorio de www.ediciona.com de Editoriales de Relatos Breves:

STONEWALL

info@stonewall.es

NEMIRA

info@editorialnemira.com

GRUPLOBHER

info@gruplobher.es

ZUMAQUE

info@editorialzumaque.es

e-Diciones KOLAB; a esta última hay que enviarle primero un mensaje a través de su web diciendo que deseas enviarle un manuscrito.

Estoy escribiendo el úlitmo episodio de LA FURIA & LA TRISTEZA, y las ideas y las palabras me salen solas, sin el menor esfuerzo, por lo que voy a centrarme en los próximos meses en la revisión meticulosa y calculadora del texto completo de F&T dejando todo lo demás en el aire... seguiré pasandoos los mails de las editoriales a las que envíe la propuesta de PARA SIEMPRE, en el orden en el que aparecen en el directorio de ediciona; pero mi trabajo literario se centrará, repito, en hacer que F&T sea la novela perfecta que los editores y el público de hoy en día requieren.
Por otro lado, me temo que he de decir que me disgusta grandemente la falta de respuestas de las editoriales a las que ya se lo he enviado. Al menos podrían decir que les parece una basura, que no aceptan originales, o que desean que se les deje en paz... no sé, cualquier cosa... en fin, doy las GRACIAS A TODAS AQUELLAS COMPAÑÍAS EDITORIALES, GRANDES O PEQUEÑAS, QUE SÍ SE MOLESTAN EN DAR UNA RESPUETA A AUTORES INÉDITOS, AUNQUE TALES SEAN NEGATIVAS, SOIS EL ORGULLO DE VUESTRO GREMIO!

Lectura recomendada: "Vida y destino", de Vasili Grossmann, Miradas Críticas. Es fascinante aunque los nombres rusos lían un poco la lectura rápida.

Extracto de lo último escrito en F&T VII: SALVACIÓN:

"A una señal de Kratka, cuando bajó su sable bendecido y resplandeciente, se hizo un grito de ánimo unánime sobre nuestras cabezas y nuestra línea de arqueros comenzó con su lluvia de flechas; al tiempo, las caballerías del norte y del sur y el gran regimiento en el que me hallaba salimos a la carrera… la suerte estaba echada, como una moneda que gira insistente y eternamente en el aire. ¿Éramos nosotros los dados de los que hablaba Einstein, desparramándose sobre el tapiz morado, dando tumbos hacia un fin de sietes?"

No hay comentarios:

Publicar un comentario