Páginas vistas en total

16 de agosto de 2012

Estalia: Castillo embrujado de Caudete

"Entre Cebreros y Torrosa, el gran valle se abre... allí, los caminos llevan a una aldea abandonada por los hombres décadas atrás llamada Caudete. De su arquitectura destaca el antiguo fortín que también sirvió en el pasado de almenara como medio de comunicación por el fuego entre las pedanías existentes... hoy, el fortín que los hombres reconstruyeron hasta en tres ocasiones al ser devastado por fuegos y batallas, está poblado por guerreros no muertos, peligrosos soldados de la Muerte denominados tumularios..."






















1º) Coge un castillo tó tirao para hacer castillos de arena del campo y pégalo a una superficie de cartón.
2º) Recubre el castillo con ladrillos, yo lo hice con ladrillos grandes de muro irregulares, regulares pequeños y ladrillos rojos huecos; aunque cuando los tenía puestos pensé que hubiera sido mejor poner sólo de un tipo... por eso a partir de ese momento vivnieron algunos problemas que tuve que ir subsanando como bien pude. No será mi mejor maqueta pero me ha ayudado a proyectar mejor las siguientes. 
3º) Pinta los ladrillos rojos de gris ceniza la pajarita y dale a todo con betún de judea.
4º) Recorta plataformas de vinilo y pégalas a las almenas de plástico para crear los espacios donde vayan a ir las minis.
5º) Corta palillos redondos y píntalos de marrón castaño y pégalos para que hagan de soporte a los voladizos.
6º) Confecciona tejadillos y almenas para las zonas altas con el vinilo y los ladrillos pintados sobrantes del muro.
7º) Con la pieza que sirve para que la pizza no toque el cartón haz la almenara o torre de vigía central, pégale un círculo de vinilo y, con pasta de papel pintada de gris ceniza y tinta devlan mud hazle los pilares.
8º) Con palillos rojos delimita los espacios, y con marrones haz escalerillas para que las minis puedan acceder a los distintos espacios.
9º) Con dos vasos de cartón haz las cúpulas, píntalas de negro y pégales pizarra. Como vi después de hacerlo que no quedaban nada bien. Las retiré y puse las siguientes: pinta otros dos vasos de cartón de marrón, adórnalos con palillos rojos porque sí y ponle un par de trozos de pizarra en el tejado para poner minis también ahí.
10º) Con pasta de papel bordea todo el castillejo y píntalo de varios tonos de gris para darle un aspecto rocoso.
Y hala, ya tienes un castillejo pá los tumularios o pá quien venga a asediarlo e invadirlo!

Por último, he pintado unos escudos y unos carcajs y otros ornamentos que pegaré aquí y allá para darle ciertos rasgos de habitabilidad.

Lo dicho, no es mi mejor maqueta... la próxima vez sólo utilizaré ladrillos grandes irregulares porque creo qeu son los que mejor quedan... pero bueno, no iba a tirarla a la basura, no? A pesar de lo dicho, queda muy funcional a la hora de servir de escenario en una batalla y espero que os guste.

16-10-12: Como el remate no le gustó a nadie de mi círculo, lo destruí, y le dije a mi padre que se currara unas cúpulas, el tío es un hacha del bricolaje, y de sus manos surgió esta techumbre de tablillas de roble sacadas de una caja de fruta: 










Pintado después con betún de judea... mucho mejor, ¿a qué sí? ^^

1 comentario:

  1. Muy a mi pesar, este castillo ha quedado en la Inopia... he tenido que deshacerme de él después de todo el trabajo que nos llevó... en fin, son cosas que pasan. Y es que una colección cualquiera, si no evoluciona, no tiene sentido... y a veces para evolucionar hay que discriminar... en fin, me sirvió, al menos, para aprender... el próximo, no lo dudéis, será mejor!

    ResponderEliminar