Páginas vistas en total

10 de septiembre de 2012

Sinopsis comercial: "El kronista de Kratka"



Se trata de la primera y única temporada de “El Kronista de Kratka”: una serie de relatos compuesta por 35 narraciones de corta duración sin conexión argumental entre ellas salvo excepciones.

Son relatos moralistas o fábulas escritas por el cronista de palacio de Kratka, el Valiente, que tratan de enviar un mensaje moral o intelectual al lector, además de buscar el entretenimiento de la novela de fantasía épica tradicional. Los personajes de los mismos pertenecen a nuestro mundo 130 años después de “el gran catapum”, un hipotético cataclismo nuclear dado alrededor del año 2014 de nuestra era, y se corresponden a un bestiario o imaginario casi infinito donde se mezclan vampiros, mutantes y hombres-lagarto con los seres humanos para dar a conocer un universo que le embaucará y transportará a un tiempo maravilloso y repleto de renovadas aventuras.

Han sido todos publicados en lafuriaylatristeza.blogspot.com y corregidos ‘a posteriori’ para poder ser presentados en un primer volumen (la segunda temporada ya ha empezado a ser publicada en este mismo blog), y constituyen una colección única y original de lecciones morales y vitales para entender nuestro mundo y la sociedad en la que vivimos.

Muestra de escritura:              97 páginas (contiene “Fuego o bendición”: serie paralela)
Aknur anduvo todo ese día en línea recta. Recordó el nombre de su abuelo, el del padre de éste, y el del padre de éste también. Contó los grajos que le sobrevolaron en el camino. Y hasta los latidos del corazón a cada paso sobre la arena cada vez más ardiente. Un chacal, o perro del desierto, le acompañó divertido hasta bien caída la noche... pero Aknur no se echó a dormir en un oasis con él.
Siguió andando, y andando le descubrió el amanecer.

Esa tarde, pues el sol ya se posaba tímidamente en su lecho de poniente, Aknur hincó las rodillas en la arena y sonrió al aire caliente y lleno de arena terracota por doquier. Sus pupilas del azul de los azules rieron y se apagaron para no volver.
Se rompió el latido de su corazón con un quejido sordo que nadie pudo oír. Sus pulmones dejaron de admitir oxígeno adentro. Pensó en la sonrisa de Enya y en la de Akmar; quienes le aguardaban co nlos brazos abiertos en el Más Allá.

Y Aknur se fue con Dios para no regresar.
Como la gaviota que nunca regresa cuando se adentra en el mar.” [Extracto del relato número 13: “La Gaviota”.]

No hay comentarios:

Publicar un comentario