Páginas vistas en total

23 de junio de 2013

Poesía: Románticos.


 

Las olas del mar, rojo bajo un crepúsculo
incandescente y limpio, fénixes derritiéndose en
licor sanguíneo, rodeados de un aire quebrantador
e inspirador entrando en los pulmones,
abiertos en un pecho henchido de cien mil
placeres, cuando la cascada de tu pelo rizo
pace en él, benditas las horas del ocaso
dulce en tus labios de ron y miel, besándonos
impacientemente escurridizos en la
perpetua búsqueda de las mariposas que
revolotean en nuestros vientres, contritos de
desesperación por una bocanada más de ese
elixir eterno y plácido, colmado y
quieto, que derraman los espíritus fosforescentes
de nuestrso cuerpos al hacer el
amor, uno terrible, místico y mágico, consciente
y abstracto, religioso y real,
musical, con sabor a anís y flores de manzanilla
silvestre, que nos cortamos como
pétalos de margarita en el banco del eterno
parque de nuestro caminar, incansable y
ascendente, donde la piedra no existe si no
es para recostarse un minutito y descansar,
sabiendo que hoy el futuro es de nuestra
propiedad, anillada y áurea pendiente de
los colgantes de metal que sellamos al
fundir nuestros labios, carnosos y frescos,
en babia, de fresa, sonrosados por el
manantial de saliva que brota del sentir
del oponente en la batalla contínua de
nuestras noches, y nuestros días, la suma
de las vidas, de los flashes y los fotogramas,
de los versos, las aguas y las palabras, de
las tierras, los aires, los bailes y los
fuegos, los síes y los noes, pares y nones,
piedra papel o tijera, lagarto spok,
tres en raya, y pañales, que hemos
aprendido juntos a cambiar, para madurar,
mejorar, crecer, amar, tontear, suspirar,
aspirar y tocar, oler, gustar, mirar,
ese crepúsculo de fénixes ardiendo que
es, cada amanecer, a tu lado y con tu
olor despertar.

Para ti, peque, princesa, mi amor...
para ti, que lo eres todo...
para ti, qeu nadie diga, piense, conjeture,
opine o juzgue que, en algún recodo de este
que es nuestro trayecto, hemos dejado de
ser románticos...
Románticos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario