Páginas vistas en total

13 de noviembre de 2013

Long way home II (filosofía y heavy metal)

Escuchando heavy metal poco antes de que den las seis de la mañana. No me gusta el metal fuerte y ruidoso; tampoco el que habla de cosas satánicas, mortecinas o morbosas... regalé mis cedés de Maiden, Dimmu Borgir y Children of Bodom hace años. Me he quedado sólo con lo que podría escuchar cualquiera y no ofenda a nadie. Metal genuino y auténtico: Manowar, Meat Loaf, Thunderstone, Europe, Avalanch, Saratoga... y nada de álbumes nuevos: el más reicente data de 2008... introduzco de este modo esta entrada para afirmar que creo en muchos ideales que las canciones de estos grupos evocan, cuales eslóganes de movimientos sociales de un pasado quimérico, y abanderan cuales estandartes de batallones fantásticos en pos de luchas épicas ulteriores. Y aquí es donde entra la filosofía... la filosofía del 'true-metal'.
A ver qué tal me sale...

Letras que abogan porque todos seamos "señores del viento" y que hemos nacido con un "corazón de acero". Dueños de nuestro propio destino, enfrentados siempre a un mundo en el que nos sentimos alienados y al que desde niños nos hemos resistido, de un modo u otro, a pertenecer del todo. (Manowar)
Ideales arquetípicos entonados en estribillos que, acompañados de la familia y los verdaderos y escasos amigos, nos alientan a levantar una jarra de cerveza, y luchar por la justicia entre clases y la Justicia como concepto. (Rhapsody)
Versos interminables, acompañados de frenéticos violines y cadenciosos pianos, que nos apremian a exprimir cada instante de nuestras cortas vidas como si fuera el último; buscando el amor como realización máxima de nuestro ser para que colme de dicha y rock and roll nuestro espíritu. Ser jóvenes eternamente en una noche gloriosa. (Meat Loaf)
Que le demos un merecido valor a la melancolía que nos habla de tiempos (pasados y futuros) mejores, de mundos nuevos donde seamos protagonistas de las historias románticas que aprendimos de ancianos a la luz de la  lumbre. (Europe)
Voces tremebundas, guitarras en manos de prestidigitadores e iluminados, que nos mueven a alzar nuestra voz, luchar por medio de la razón, la palabra y la conciencia contra la desigualdad, la injusticia y elmismo aburrimiento de una sociedad tediosa y plagada de horribles prejuicios de todo tipo. (Saratoga)
El gusto por el conocimiento de la Historia, de la vida secreta de las palabras, del resumen de lo que un buen tío debe ser y lo que su testimonio representa. (Avalanch, WarCry, Tierra Santa...)
Reenamorarnos cada día con Scorpions; ser felices con sólo sentir nuestro respirar y el pálpito de nuestros corazones (Ankhara, Gamma Ray); frenesí sin estupefacientes que alteren el estado de nuestra consciencia y que, además, despierten nuestrao interés por lo que es diferente (Thunderstone, Masterplan); serían tantos los ejemplos de mensajeros de filosofías dentro de las distintas etiquetas (legítimas, audibles y no ofensivas) del heavy metal, que necesitaría toda esta libreta para enumerarlos.

"Siguiendo tu estrella podrás encontrar universos llenos de felicidad; felicidad y amor para ti, sólo para ti". (Ankhara). Es una de las ilustraciones que quería resaltar de cuantas se me ocurren en esta entrada.
Hay un mundo ahí afuera por descubrir ("una vida que arrancar de brazos del guión final" decían Mägo de Oz cuando eran metaleros); y para un joven esta música, estas letras y todo cuanto el movimiento cultural metalero puede ofrecer; siempre desde el punto de vista sano y exento de prejuicios y falacias que no voy a parafrasear aquí por respeto a esta música y a mí mismo; puede ser grandioso: una revolución de la forma, y del pensamiento.
Está claro que después de cuarenta años de metal (los primeros según los historiadores de la música fueron Black Sabbath en los setenta), esta música no es revolucionaria como concepto global. Sin embargo, no temo equivocarme al afirmar que sí consiste una revolución si es interiorizada por una mente, y un alma, adolescente. Incluso si, siendo capaz y teniendo la mente abierta, se da en alguien de una edad mayor. (Aunque esto, también, es más difícil).
"Sentir la magia y nada más, es el embrujo de tu fe...·, dicen Saratoga; y añaden "silencio: lo entenderás". Están enviando un mensaje revolucionario al cerebro-esponja que, si fuésemos realmente valientes y nos dejáramos de sociales hipocresías concebidas en el transcurso de nuestras adultas e insípidas vidas, puede cambiarnos a mejor; ayudarnos a seguir luchando cada día; hacernos ver la vida como niños ávidos y sedientos de aventuras y conocimiento; electores de nuestros caminos y verdaderos señores de nuestras decisiones; valientes e intrépidos; felices y justos; solidarios y buscadores de eso que, cómo no, también es fraternalismo... creo, opino, pienso siceramente que, si cada uno de nosotros (humanos con córtex cerebral y espíritu cerca del ombligo) pusiera en práctica a diario y sin prejuicios, con valentía y sentido del honor y la justicia, los ideales presentes en la mayoría de los temas de heavy metal, el mundo sería un sitio mejor, y nosotros infnitamente más felices y mejores como individuos y, por ende, sociedad evolutiva.
¿No es una gran fraternidad el metal? Recuerdo que, cuando iba en el metro en Valencia, y veía a un chaval con una camiseta o sudadera de un grupo heavy, sólo tenái que acercarme, nombrar una canción y ya éramos colegas de toda la vida. Es más, si le preguntas a la Guardia Civil del pueblo (suelen venir al bar a tomar café a menudo porque somos el único veinticuatro horas abierto), te dirá que los únicos que no les dan problemas son los del Morgul - el pafeto metalero.

En fin, ahí queda eso por si acaso tu hijo lleva una camiseta de Manowar y se está dejando el pelo largo: procura que no tome drogas, pero jamás le impidas ser quien es, y escuchar este tipo de música porque, al final y lo más probable, es que se convierta en una persona. Cosa que muchos no pueden asegurar con certeza. 

Un último apunte: no creo que con la edad "te tranquilices y te vuelvas menos radical: por eso dejas de escuchar a ciertos grupos..."; sino que tienes una capacidad para elegir lo que te gusta superior, y te haces más exquisito. Yo sólo escucho una decena de grupos; y no necesito más. He encontrado mi música, y el estilo amigos, se lleva por dentro.

"Soy fuego por dentro, corazón de heavy metal". Lujuria.
"No hay cadenas en mis manos, simplemente hablo claro... la música que hago es heavy metal." Saratoga.
"Me vaya mal o vaya bien siempre sabrás que aquí estaré." Avalanch.
"First to be a King, one should be a man." Manowar.
"If we can say goodbye, If we can say goodbye... It's nothing sacred anymore." Meat Loaf.
"Here I am, standing in the darknes; here I am, surrounded by the night." Blaze Bailey.
"Break the motion." Thunderstone.
"It's our time to be free". Manowar.
"Enlighten me, how this could be the age of reason?". Masterplan.
"The wise man said: just walk this way, in the eye of the storm." Scorpions
"Todo arde si le aplicas la chispa adecuada". Héroes del Silencio
"Yo estoy aquí, para luchar por mi libertad." Avalanch.
"Osucra el alma del morta, que sufre y no hace nada más." Saratoga.
Y así podría estar toda la madrugada...
Al fin y al cabo, "like thunder from the sky, sworn to fight and die. We're warriors, warriors of the world..."



1 comentario:

  1. Después de una enriquecedora aunque breve conversación con uno de mis amigos de Facebook, del grupo Miniaturas, tras publicar esta entrada en el mismo porque a la mayoría (me consta) de los coleccionistas de minis les va el rock o el metal; he sacado como matiz, comentario o conclusión lo siguiente:
    Iron Maiden no es un grupo satánico; no me refería a eso de forma tan explícita. No obstante, desde un punto de vista puramente cristiano, los "eddies" - esos zombies que siempre aparecen en sus portadas - y la estética muchas veces oscura de su estilo musical, pueden llevar a interpretaciones o prejuicios que me gustaría evitar en mí. Me refiero a que; y creo que muy pocos me entenderán y no muchos más compartirán esto; ¿qué tipo de testimonio sería yo si alguien que no me conoce me viera un día de corbata y al siguiente con uan camiseta con una calavera sangrienta en el centro? yo no soy un hipócrita; pero seguramente más de uno, que sí lo fuera y que me juzgara mal y a voz de pronto (en esta sociedad tales sucesos ocurren a diario y por doquier), me tacharía de tal... darái que hablar, y Dios me libre de ello... los prejuicios de la gente nos condicionan, y para aquellos que tenemos como inquietud principal en nuestras vidas seguir un Ideal con mayúsuclas, nos es difícil evitar ser objeto del dedo inquisidor del mundo. No obstante, y ahí está nuestra valentía y, os aseguro que por nada del mundo, deseo un Destino difierente al que vivo (y en el que me realizo como individuo) día a día.
    Otro apunte: las portadas y algunas letras de Manowar pueden resultar sexistas; o incluso machistas; a alguna mujer. Pero yo no hablo de ese tipo de letras en esta entrada que otrora, son las que menos si repasamos la amplia discografía de la banda norteamericana. Sino a las letras (como la mayoría de las mismas) que versan del amor por la libertad, el coraje, la amistad, la fraternidad, la voluntad de poder y la capacidad de superación del ser humano y de aquellos que ellos mismos denominan "brothers of metal".
    Espero que quede todo aclarado... me encanta que la gente opine sobre lo que pueda escribir. Esto nos erniquece a tod@s; y reafirma el sentido que tiene esta serie de "filosofía barata".
    Hasta la próxima folks!

    ResponderEliminar