Páginas vistas en total

26 de noviembre de 2013

Meine Utopie (Mi Utopía)

 


Supongo que, como a la mayoría, me gustaría decir que no tengo otra Utopía más que el munod en el que vivo. Que todo está como debe estar, y que no podría existir una versión mejor que el mismo... pero no es así. La obra "Utopía" de Thomae Mori, o Sto. Tomás Moro, versa, grosso modo, de la descripción de un mundo fantástico donde razón y fe, lejos de contradecirse, se complementan y sirven de valiosa herramienta conjunta al ser humano...
Hace mucho tiempo que comprendo que, además de que el ser humano es el único ser racional del planeta, también es el único con capacidad para creer en algo superior a sí mismo. Nunca entro ya en debate, por tanto, acerca de la existencia de Dios, ni de cuál es la religión verdadera... creo que es un tema demasiado importante como para discutirlo con cualquiera. Ni uqe decir tiene que soy creyente, practicante del Evangelio; y que no creo en Dios, sino que sé que Dios existe. Y, por lo tanto, ése no es el tema de esta entrada aunque, como todo en esta vida, tenga alguna relación...

Una Utopía es una versión del mundo que nos guste más, o se acomode mejor a nuestros ideales y escala de valores, que el mundo presentado en sí. Para algunos será Klingon, para otros Tierra Media, Asgaard, el Valhalla o Corea del Norte... la mía no tiene nombre; y tampoco estoy seguro de uqe lo neceiste. Partiré pues de uqe, contraponiendo Meine Utopie del mundo real, que éste es verdaderamente el dominio del Mal... de un Mal con mayúsculas, al que sus supervivientes (pues temo llamarles "habitantes" y equivocarme) sucumben en un penoso y violento día a día. Como siempre reitero que no pretendo estar en lo cierto: sólo escribo la consecuencia de cuanto mis sentidos experimentan y mi razón+fe procesan y acaban por expresar. [Me gustaría tener una palabra para razón+fe, si la hay: escribidla como comentario a la entrada, por favor]

En Meine Utopie no habrá conversaciones como la qeu tuve con mi suegro el otro día... ¿por qué si no hemos sido capaces de proteger socioeconómicamente a nuestros vecinos, miembros de nuestra propia sociedad, nos obliga la publicidad a ser solidarios con sociedades distintas y lejanas? Fue la pregunta cuya reflexión se quedó sin concluir. Anoche en las noticias salieron los sintecho españoles, y acto seguido Acnur pedía dinero para Siria... ni el metro de Madrid ni el conflicto sociorreligioso sirio caben en Meine Utopie.
En Meine Utopie no habrá políticos corruptos ni justicias arbitrarias al servicio de la oligarquía... ¿cuánto es necesario de que roben (supuestamente): Fabra, UGT Andalucía, el Partido Popular, el PSOE, Bárcenas, Camps, Caixagalicia, Bankia, Díaz-Ferrán, el ex alcalde de Torrevieja, etcéra; para que el peso de la Ley caiga en serio sobre ellos? Es la pregunta que todos los españoles, excepto los lectores de La Razón, se hacen cada día al ver la televisión... ninguno de los senadores de la cámara baja, por poner un ejemplo de tantos y que atañe a todos los grupos políticos por igual, es necesario en Meine Utopie.
En Meine Utopie no habrá lobos vestidos de cordero, ni psicópatas en libertad... ¿nadie le ha dicho al arzobispado andaluz que hay religiones en que las mujeres ocupan altos cargos jerárquicos y adminsitrativos? ¿Nadie le ha dicho al Tribunal Superior de Justicia Europeo que los violadores puestos estos días en libertad no están rehabilitados? Ni libros degradantes se hallarán en las bibliotecas; ni se perdonará el sadismo (en cualquiera de sus abominables formas) en Meine Utopie.
Me pongo a pensar en casos qeu me hagan reflexionar en lo que no me gustaría llevarme a mi  mundo fantástico y mi mente no cesa de enumerar: Ruth y José, Asunta, desahucios masivos, rescate de la banca, Miquel Ricart, los aeropuertos de Ciudad Real y Castellón, la ciudad de la cultura de Galicia, el africano que murió por no tener tarjeta sanitaria, los muertos de frío cada invierno en el Este de Europa, el hambre de Somalia, los yihadistas, Pyongyang, la hipocresía estadounidense, los enchufes de Nicolás Maduro, el falso sindicalismo, los revolucionarios de fin de semana, las FARC, los narcodólares, los petrodólares, los curas pederastas, los jeques árabes... sí, al final lo único cierto es que el mundo es un lugar corrupto, sucio, infame y tenebroso... y mi pena, vivir en él.

Dijo Groucho Marx que el hombre era grandioso, pues saliendo de la nada había llegado a lo más alto de la miseria. Quizá su Utopía era un camarote atestado... y era genial.
Dijo Bruce Lee que el éxito no es un destino, sinoi un viaje. Pero me temo que lo dijo demasiado tarde; pues el viaje del mundo sólo lleva al fracaso, y es el fracaso en sí.
Si tenemos armas tan poderosas como la razón y la fe, ¿por qué nos empeñamos en ser unos fracasados miserables?
¡Mirad a vuestro alrededor, poderosos del mundo que sostenéis con vuestra avaricia el sistema: el dinero no da la felicidad! Cuánto rico infeliz... cuánto avaro podrido de billetes en el cementerio... cuánto descerebrado jugándose el jornal en una tragaperras a las tres de la mañana.
No habrá vicio, ni dinero, en Meine Utopie.

Me gustaría tener los ojos de Louis Armstrong: ver amigos dándose la mano, cielos azules... what a wonderful world. O los de Axl Rose, y su Paradise City, donde el césped es verde y las chicas son bonitas...
Utilizaría un libro para describir Meine Utopie y serían varios volúmenes; pues no alcanzo hoy a saber cuántas coas me llevaría allí...
...lo que sí sé es cuántos como yo pensáis en vuestra propia Utopía; igual que lo han pensado otros tantos desde que el mundo es mundo; y me da tristeza. Porque no estaríamos obligados a imaginar lugares mejores si ese lugar maravilloso que imaginamos fuera al que nos enfrentamos a diario.

No somos nada ni nadie al fin y al cabo. Pero cuidado, mi existencialismo tiene un límite: la promesa de Dios. Puede que no sea la mejor herramienta para combatir al mundo pestilente en el que me ha tocado vivir; pero mi fe eun estado mejor de la realidad de las cosas, a través de comportarme como una buena persona (no siempre es fácil y no siempre lo consigo), me hace vivir esperanzado de una Utopía no definida pero inevitablemente superior...
Como nota final, un consejo: busca el método de hacer de tu mundo un sitio mejor; aunque seas consciente de que jamás te dejarán lograr tu Utopía; y ponlo en práctica día a día, sin tregua... tal vez, y sólo por un instante fugaz. sonrías de verdad, y logres ser libre y feliz.

"Después hubo una gran batalla en el cielo: Miguel y sus ángeles luchaban contra el dragón; y luchaban el dragón y sus ángeles; pero no prevalecieron, ni se halló ya lugar para ellos en el cielo. Y fue lanzado fuera el dragón, la serpiente antigua, que se llama diablo y Satanás, el cual engaña el mundo entero; fue arrojado a la Tierra, y sus ángeles fueron arrojados con él." [Ap. 12: 7-9]

"Es mejor estar callado y parecer tonto, que hablar y despejar las dudas definitivamente." Groucho Marx.

Groucho Marx

 "La clave para al inmortalidad es principalmente vivir una vida que valga la pena recordar." Bruce Lee.

Bruce Lee
"Felices los que saben reírse de sí mismos, porque nunca terminarán de divertirse." Thomae Mori.

Sto. Tomás Moro
P.D.: La filosofía es tan grande que puede relacionar de una forma muy simple a un cómico, un creador de artes marciales y un clérigo medieval con la misma idea.

No hay comentarios:

Publicar un comentario