Páginas vistas en total

26 de mayo de 2012

Poesía: La oscuridad de mi alma

Rescatando la oscuridad de mi alma,
floto en las tinieblas granates de la sangre,
recordando versos apagados...
amontonados hace años en una cochera cerrada
de olvido y polvo.

Cuántas veces juré que no quería morir por ti
sino vivir a tu lado...
y ahora me retracto después de los años;
y el tiempo encorsetado en este indiferente papel.
Me retracto de cada poesía que te escribí;
de cada beso que nos hemos regalado
...en noches de pasión desesperados
sintiendo en nuestras venas la simbiosis del otro...
me retracto de la sonrisa
e incluso de los mejores momentos cuando estreché tu mano,
y diste a luz, alumbraste, a mis hijos.

Yo... me retracto.

Para empezar de cero
y gritar que sí quiero morir por ti,
y llenar de mi carne y mis fantasmas el cementerio.
Para decirte con este poema
que el torrente de tinta ha vuelto.
Que las venas que prisión dejaron 
hacen fluir libre la sangre...
ese fuego legado por Prometeo;
ese salmo donde tú eres la Roca
y yo el arrodillado...
una promesa hay, cabe para siempre, en el sonido
...de las carcajadas de Zara
y los gorgojeos de Santiago...

Me retracto de cuanto te amé en el pasado,
para reamarte más fuerte en el futuro.

Yo... me retracto.

* * *

De la nena cuando sale corriendo,
y los bucles de trigo bajo el Sol saltan
sobre su diminuta espalda.

Del nene cuando pone la boca como
para pronunciar la u; y acaba
sonriendo y aleteando con unos pies
incontrolables y frenéticos.

De ti el calor, y un beso de labios secos,
o rozar tu espalda pasando cerca
en la cocina.
Y quedarnos quietos, en silencio...
de nosotros.

De mí nada.
Un agujero negro en el cosmos.
Que tengo que llenar, que deseo llenar,
contigo y de ti a expuertas...

De ti el resto de tu vida,
del nene irnos a Mestalla con bufandas
blanquinegras y una bandera roja y amarilla.
De la nena cuentos de princesas
y un dragón rojo y dorado
en un castillo pintadas las almenas de rosa.

Y de nosotros...
...rubricarán los poetas un infinito final
digno de Romeos y Julietas en las krónikas...

Paseando juntos en la Gran Jerusalén
por toda la eternidad.

Miguel Díaz Romero. (c) 2012.
Para Andrea, Zara y Santiago. 

2 comentarios:

  1. Cuántas veces juré que no quería morir por ti
    sino vivir a tu lado...
    y ahora me retracto después de los años;

    Yo... me retracto.

    Para empezar de cero
    y gritar que sí quiero morir por ti,
    y llenar de mi carne y mis fantasmas el cementerio.


    Estas lineas me encantaron!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario! Perdona por no haberte respondido antes! Nos leemos! XD

      Eliminar