Páginas vistas en total

23 de septiembre de 2014

Poesía: carta musical.

Buenas noches Peque,

Podría empezar como Shakira; y decirte que para amarte no tengo una sola razón...
Podría hacerlo como Arjona, y decir que quiero ser tu pulsera, tu escalera, tu billetera...
O como Joaquín Sabina; y ser el fantoche que va en romería con la cofradía del santo reproche...
También como Medina Azahara, queriendo estar junto a ti y descubrir cada mañana que somos libres como el viento.
Como Camela, diciéndote que lo eres todo para mí a ritmo de electropiano.
Como en el reaggaeton: mami, mami, me vuelves loco con tu flow, poco a poco...
Como en el heavy metal: estando esperándote en la noche oscura con un coro de ángeles apostados en la puerta de mi espíritu abierto en canal por ti.
Como en el pop: o sea que te quiero y tal...

Podría decírtelo como en el reaggae, a ritmo de bajo y djambé en una playa jamaicana.
Como en el rock and roll, y que mi corazón sea un bat out of hell o una big ball of fire.
Como en el vals, dando vueltas y vueltas al son de una cadenciosa melodía...

Pero prefiero hacerlo como Antonio Orozco, de la única forma que sé:
Con mi boli azul,
en una libreta:
TE AMO PRINCESA.

Para Andrea,
Miguel Díaz Romero (c) 2014 

No hay comentarios:

Publicar un comentario