Páginas vistas en total

10 de octubre de 2013

Poesía: Las tres cuarenta.

No es la primera vez.
Cariño, no pude haber prueba más difícil...
Son sólo sombras, mi vida, revoloteando por nuestra mente.
El Enemigo sabe hacer bien su trabajo;
pero nosotros somos más fuertes.
Él está en el cajón de las naranjas,
y nuestro escudo en la caja de los limones...
él se alimenta de la televisión y los pijamas,
nosotros de ducha a primera hora y besos de despedida.
Amarte nunca será suficiente.
Te amo con el ímpetu del viento; con la fuerza de los mares...
como Raphael, o más.
Cien millones de Petit Suisse. (Y no de marca blanca).
Doscientos palets de piruletas. (De esas de cereza, con forma de corazón...)
Champán es el color del traje que desde hace casi seis años luce mi corazón.
El señor de los anillos,
que cuelgan de nuestro cordón.
Te amo.
Y amarte nunca será suficiente...

Las tres cuarenta de la mañana y yo aquí,
amándote.
Y amarte...
Amarte amor, nunca será suficiente.

Miguel Díaz Romero (c)

No hay comentarios:

Publicar un comentario